20/10/09

CONCLUSIONES DE LAS JORNADAS FEDERALES DE IS-PSOE

Unos doscientos compañeros y compañeras coincidentes en la corriente de opinión IS-PSOE nos reunimos en Madrid, en la sede del PSOE, los días 3 y 4 de octubre de 2009 en torno a las Jornadas Federales, procedentes de Canarias, Mallorca, Galicia, Euskadi, Aragón, Cataluña, País Valenciano, Murcia, Andalucía, Extremadura, Castilla La-mancha, Castilla-León y Madrid. Concluimos que es necesario afrontar la crisis global en la que estamos inmersos de tal manera que se vaya perfilando una salida real de la misma “por la izquierda”.

Pretendemos salir de la crisis generando condiciones para que se logre cambiar nuestro modelo productivo a la vez que se refuerzan los derechos de los trabajadores. Para ello hay que relanzar la actividad económica teniendo en cuenta las exigencias medioambientales y corrigiendo el curso de un mercado global dominado por los excesos del capitalismo financiero y que ha sido el detonante de la crisis.

En ese sentido, se precisa de una decidida acción política de los socialistas -desde las instituciones y desde el partido- cuya orientación anti-crisis tenga en cuenta algunos puntos que consideramos cruciales:

1. Avanzar hacia una regulación efectiva del sistema financiero internacional y hacia un sistema financiero nacional mejor articulado y más eficaz en cuanto al crédito a PYMES, familias e individuos. Erradicar los paraísos fiscales en todas sus variantes y poner en práctica un impuesto sobre las transacciones financieras. Recuperar formas nuevas de banca pública, operativas y eficaces, más allá del ICO.

2. Impulso para un nuevo modelo productivo que deje atrás el desproporcionado peso de la construcción y de la actividad inmobiliaria especulativa y depredadora en España. Avanzar hacia una economía más sólida asentada sobre el conocimiento, la tecnología y la innovación. Introducir cambios en las relaciones de producción, mayor democracia económica, seriedad en la responsabilidad social corporativa y mayor participación de los trabajadores en las decisiones empresariales.

3. Potenciar un desarrollo sostenible, asumiendo coherentemente las políticas medioambientales necesarias para el mantenimiento de los recursos naturales y la lucha contra el cambio climático. La salida de la crisis no debe debilitar el ineludible compromiso medioambiental. La apuesta por las energías renovables y alternativas ha de ser eficaz y creíble. El desarrollo sostenible implica replantear en serio qué tipo de crecimiento se quiere promover.

4. Salir de la crisis por la izquierda significa reforzar las políticas sociales garantes de la cohesión, el respeto a los derechos de los individuos y la solidaridad efectiva que debe llegar a todos a través de los mecanismos del Estado. Los servicios públicos de educación, sanidad, pensiones y atención a las personas dependientes son ámbitos que deben reforzarse.

5. La redistribución de la riqueza, objetivo irrenunciable, ha de ser más eficaz. Si por una parte se logra a través del gasto social, por otra también tiene lugar a través del ingreso, es decir, de los impuestos con los que ese mismo gasto se financia. La fiscalidad ha de ser justa y progresiva, contrariamente a lo promovido por el neoliberalismo económico. Hay que gravar más las rentas altas, las rentas del capital y la tributación de fondos de inversión como los de las SICAV. Hay que subir el tramo más alto del IRPF e instaurar la ecotasa.

6. Una respuesta a la crisis desde la izquierda ha de estar especialmente atenta a la consecución de mayores cotas de igualdad de género, a la vez que se vinculan esos objetivos de igualdad de género con las metas de igualdad social.

7. La importancia de la educación se ve acentuada en medio de la crisis. Por ello hay que favorecer un verdadero pacto educativo, sin que ello signifique merma del consenso que ya acompañó a la LOE. El objetivo debe ser ampliar ese consenso sumando a quienes no se adhirieron a él y no menguar el alcance del consenso que ya se logró.

8. Las respuestas a la crisis han de coordinarse en el ámbito internacional, siendo prioritario el marco de la UE. En su seno hay que potenciar la Europa social, las libertades, los derechos y el despliegue de la ciudadanía europea. También hay que establecer nuevas formas de gobernabilidad en el escenario internacional. Nos pronunciamos en contra del retroceso de la jurisdicción universal en España y por el desarrollo y profundización de la Ley de la memoria Histórica.

9. Desde la izquierda hay que reforzar las políticas de integración de los inmigrantes la defensa de sus derechos. Hay que combatir los prejuicios que se reavivan en momentos de crisis y las nuevas formas de exclusión social. También hay que mantener el compromiso de aportar el 0,7 del PIB para la cooperación al desarrollo en el año 2012, así como ampliar las políticas de lucha contra el hambre y la exclusión en el planeta.

10. El PSOE, precisamente ahora, ha de reactivar lo mejor del legado socialista y apostar por un renovado socialismo democrático, alentando alternativas al neoliberalismo económico y al neoconservadurismo político, desde la izquierda. Hemos de marcar la diferencia con las políticas de las derechas españolas. Nuestra práctica política ha de asumir la pluralidad existente en el seno de la izquierda, como un hecho enriquecedor para los objetivos emancipadores y de solidaridad que mantenemos. En ese sentido hemos de contribuir, desde el encuentro entre las diferentes fuerzas políticas y los distintos movimientos y organizaciones sociales, a articular esa pluralidad, sin merma de la especificidad de un proyecto socialista al servicio de las metas de libertad, igualdad y justicia que aspiramos a hacer realidad en nuestras sociedades complejas del siglo XXI.


Coordinadora Federal de IS-PSOE
Madrid, 15 de octubre de 2009