15/1/13

INTERVENCIÓN DE JUAN ANTONIO BARRIO EN EL COMITÉ FEDERAL DEL PSOE


Expresaré acuerdos y desacuerdos, esperando que las discrepancias no se confundan con deslealtad. En mi opinión para recuperar la confianza de los ciudadanos, para hacer más y mejor oposición, para construir un programa alternativo a la derecha, hay que reconocer la realidad y bajar al terreno:
Si tenemos una alternativa sobre un tema tan sensible como los desahucios hay que potenciarla mucho más y explicar las diferencias con la propuesta de la derecha en este tema. 
Tenemos que combatir la tendencia represiva de la derecha con respecto a huelgas y manifestaciones. Por ejemplo, el caso de Alfon, detenido el 14-N y mantenido en prisión en condiciones que solo se aplican a terroristas y narcotraficantes durante 56 días, y que sólo ha salido de la cárcel en coincidencia con la concesión del Tercer Grado al dirigente del PP Carromero. 
Reforma fiscal. Estamos de acuerdo en que la desfiscalización fue uno de los principales errores de nuestra anterior etapa de gobierno. Pero si queremos hacer un proyecto creíble de reforma fiscal, incluyendo por ejemplo una mejor fiscalidad sobre las SICAV, no podemos no decir como resolver las objeciones (salida del dinero al extranjero, etc.…) que entonces manifestamos. 
Reforma de la Constitución. Cómo no estar de acuerdo con cuestiones tan obvias como la conversión del Senado en una auténtica Cámara Territorial, pero es preciso expresar algunas reticencias: 
- ¿por qué va entrar el PP ahora cuando estuvo en contra en la anterior etapa?

- ¿cómo va a ser recibido por la ciudadanía de izquierdas cuando la última reforma que impulsamos fue para priorizar el pago de la deuda?, ¿estamos dispuestos a elevar la protección constitucional de las pensiones o la sanidad?
- Por lo tanto, resulta imprescindible tener un plan B, y especialmente en el tema territorial para una mejor definición de nuestro modelo federal (extensión de derechos sociales y profundización de la democracia) y como respuesta al desafío soberanista.
Competitividad de izquierdas. Creo que sería muy importante llevar este asunto a la reunión de Partidos Socialistas Europeos de la que nos ha hablado el Secretario General. Hay dos artículos recientes sobre este tema que me parecen muy adecuados: “El mito de las reformas en Alemania”, El País, 4-01-13, de Holm-Detlev Köhler, y “¿Es la competitividad de izquierdas?”, El País 7-01-13, de Pedro Saura. La idea central del primero es que la fortaleza alemana tiene su fundamento último en unas relaciones laborales cooperativas y en la participación activa de los sindicatos en la gestión de las empresas, y no tiene nada que ver con la Agenda 2010 o los “minijobs” que se proponen por los empresarios.
Liderazgo en las Elecciones Generales. En mi opinión, la incertidumbre sobre el mensajero también está lastrando el mensaje. Creo que el Secretario general debe plantearse, si quién ha sido, como Ministro y Portavoz del Gobierno parte importante del primer proyecto socialista de Felipe González, y también como Vicepresidente del Gobierno del proyecto de Zapatero, y candidato en el 2011, es la persona adecuada para ser candidato en las próximas Elecciones Generales. Pero tanto si es así como si no, debe haber unas primarias abiertas cuanto antes, y por supuesto antes de las Elecciones Europeas. Existe la posibilidad nada remota de que el desgaste del PP le haga adelantar las elecciones, y necesitamos ese revulsivo que ya ha tenido éxito en Francia y en Italia. Es por esto que Izquierda Socialista no puede votar a favor de un calendario para 2013, que no incluye ninguna referencia sobre las Primarias. 


Madrid, 12 enero 2013 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada