16/1/13

¿POR QUÉ LA CRISIS NO ES UNA OPORTUNIDAD PARA NOSOTROS?


Intervención de Manuel Mata* en el Comité Federal del PSOE el día 12-01-2013
Estamos viviendo una situación sin precedentes que requiere soluciones sin precedentes. Vivimos una profundísima crisis económica pero también una crisis política, una crisis institucional, una crisis constitucional, una crisis intergeneracional, una crisis moral, territorial, demográfica, medioambiental, social....lo que algún autos ha llamado "policrisis" que puede terminar en "policatástrofe". Es de esas crisis que no solo se pueden llevar por delante un gobierno, que también. Sino de esas que cambian sistemas políticos, que arrasan partidos de larga tradición, basta ver qué le está pasando al PASOK o lo que está pasando en Italia, que radicalizan las organizaciones sociales existentes o ven emerger otras nuevas.
También es verdad que podemos vivir las crisis como oportunidades, como un elemento esencial de transformación. Lo estamos viendo ya.
Hoy la crisis está siendo una gran oportunidad para una parte del mundo empresarial. Para las empresas de alimentación de productos baratos, bien organizadas, con aparatos logísticos racionales, que están copando el mercado. Es una oportunidad para las grandes empresas de distribución de ropa, que han deslocalizado su producción y venden muy barato.
Para las grandes corporaciones, compañías de seguros, empresas de servicios,... que gracias a la Ley de Tasas van a ahorrarse centenares de millones de euros porque la gente no va a poder reclamarles. Van a hacer su agosto los operadores de gestión privada de servicios  públicos (sanidad, televisión, educación, seguridad, etc.). Os lo dice alguien que viene de una tierra en que hay empresas que han pasado a gestionar la sanidad pública, fichando a individuos jóvenes de bajo coste en su atención, transfiriendo a la pública los casos más graves y costosos. Bancos que erraron en su gestión y que ven saneados sus balances con dinero público, aprovechando para despedir a muchos de sus trabajadores y dejando a decenas de miles de familias sin hogar.
La crisis es una oportunidad para los fondos buitres que van a caer sobre nuestro patrimonio público arramblando con lo que puedan a precio de saldo. Los especuladores campan a sus anchas autofijándose los altos intereses que van a cobrar por adquirir deuda soberana de países agobiados. El mundo soñado por Friedman de alta competitividad en base a míseros salarios es hoy una realidad.
También hay quien ve la crisis como una oportunidad en la política.
La derecha política ha encontrado la ocasión de imponer ideológicamente sus propuestas. Los nacionalistas ven el espacio a sus reivindicaciones, culpabilizando al Estado Central como la causa de sus males. Las otras izquierdas que haciendo frente al sistema ven los votos socialistas como su gran caladero.
¿Por qué no hay oportunidad para nosotros? ¿Por qué no somos la oportunidad de los que lo están perdiendo todo y han venido confiando en nosotros?
Se nos propone conferencias sectoriales y una gran conferencia política para reorientarnos. Pero todo está dicho, todo está pensado, todo está propuesta, solo hace falta direcciones valientes que arriesguen, apuesten y propongan con decisión y valentía. Esta mañana alguien ha citado a Federico Mayor Zaragoza, quien por cierto ha escrito un prólogo excelente a un libro que se titula, ¡ojo al dato!, "Adiós capitalismo".Stiglitz, Bauman, García Jané, Ramoneda, ATTAC,...y tantísimos otros están elaborando un acervo ideológico por el que hay que apostar.
No van a emerger de cinco conferencias ideas nuevas. Los ciudadanos están empezando a pensar que las oligarquías dirigentes de los partidos se parecen más entre sí que ellos con sus bases y con los ciudadanos, o como dejó escrito el padre de los hermanos Milibrand, se parecen más dos diputados uno de los cuales es comunista que dos comunistas uno de los cuales es diputado.
Lo que los españoles quieren saber es:
    -Si queremos que los bancos mayoritariamente participados por el FROB se queden en la esfera de lo público, como una gran banca de inversiones.
    -Qué queremos que haga el Banco Malo.
    -Qué proponemos con respecto a esos miles de inmuebles valorados en menos de 100.000 euros que acumulan los bancos y no han pasado al Banco Malo.
    -Qué proponemos para que la energía se escape del control público y que tiene precios insoportables para los ciudadanos.
    -Cómo vamos a frenar los desmanes del sistema financiero que nos han llevado a esta situación.
    -Cómo vamos a apostar por nuestra agricultura que está siendo uno de los sectores con más posibilidades de futuro y los poderes públicos han abandonado a su suerte.
    -Cómo vamos a evitar que en base a una falsa competitividad solo se esté dispuesto a contratar con sueldos de miseria....
El futuro de nuestras pensiones, y tantas y tantas cuestiones que exigen nuestra reacción y nuestra propuesta.
También se nos propone una reforma matizada de la Constitución. Y no compañeras y compañeros, hace falta proponer una gran reforma constitucional, no la de los hijos de la transición, sino la de los hijos de la democracia. Algo diferente sería proponer una reforma constitucional que nos permita hablar de todo, todo, todo. Empezando con nuestra relación con la monarquía, que está haciendo todo lo posible para su arrumbamiento. O el propio derecho a decidir que no tiene que ser satanizado.
Algo diferente sería proponer unas primarias ya, abiertas, con varios candidatos y visiones del socialismo democrático, con equipos, programas y personas.
Algo diferente sería convocar unos "Estados Generales del Socialismo Español" en los que miles de militantes pudieran definir su futuro, refundar nuestro proyecto.
Se ha hablado mucho de una "nueva España". La cuestión es que UN VIEJO PSOE NO PUEDE PROPONER UNA NUEVA ESPAÑA, SOLO PUEDE HACERLO UN NUEVO PSOE.
*Lo que dije/lo que quise decir en el Comité Federal  del día 12 enero 2013. Manuel Mata es miembro de Izquierda Socialista del País valenciano y miembro del Comité Federal del PSOE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario